DATOS HISTORICOS SOBRE LA RESPETABLE LOGIA LOARINA 17
DEL VALLE DE BAYAMON
A principio del último tercio del siglo XlX, el Gran Oriente de Colón e Isla de Cuba, dejó libre el territorio de Puerto Rico. Esto dió paso a la implantación de la Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Puerto Rico, o sea un Oriente netamente puertorriqueño, cuya Asamblea Constituyente se celebró en Mayagüez, en el año 1885. El lider principal de aquel movimiento lo fue  Santiago Rosendo Palmer, ilustre hombre público de San Germán, donde nació, el 25 de febrero de 1844.

Funcionaba en Bayamón una Logia con el nombre Estrella de Luquillo Núm. 17, fundada el día 22 de mayo de 1867, bajo el Oriente de Colón e Isla de Cuba. Todos los integrantes de esta Logia operaban con seudónimos, pero sus nombres, muchos de ellos reconocidos por viejos residentes de Bayamón, algunos por haberlos oído de sus padres, según consta en los archivos de la Gran Logia de Cuba, fueron: Saturnino Rivera  Agrimensor, Venerable Maestro; Ramón Rodríguez  escribano , Primer Vigilante;  Manuel Bosh - propietario - , Segundo Vigilante; Genaro Aranzamendi  comerciante -, Secretario; Salvador Sierra  ( se omite su profesión ), Maestro de Ceremonias; Prisco Vizcarrondo - comerciante -, Primer Experto. Como miembros de columnas: Domingo Peraza Vasallo - empleado de gobierno; Luis Guillermety - comerciante -; Gregorio Cordovés - empleado  municipal --; Baldomero Huertas - profesor --; José Cordovés  empleado municipal -; Andrés Corsino González - comerciante -;Carlos María Mascaró escribano -; Celestino Ruiz  propietario -; Justo Skerrett - agricultor; Melchor Margenal  comerciante -; Felix María del Monte  ( profesión omitida ).

                     



Este señor, Don Saturnino Rivera, que dirigió esta Logia al ser fundada en el año 1867, fue el mismo señor que rectificó e hizo el segundo plano de Bayamón, corrigiendo el que había hecho Don Mascaró en el 1791. Don Saturnino era de profesión agrimensor y ayudante de Obras Públicas. Formaban parte, también de la Logia, algunos empleados del gobierno, así como un maestro de  escuela, y los demás comerciantes y agricultores. A continuación copiamos algunos  de los seudónimos o nombres simbólicos que usaban para ocultar su identidad algunos masones: Cid Hatuey, Tobías, Benjamín, Aguila, Lafayette, Hiram Abi, Brunet, Milton, Exequiel Abel, Dan y Miguel Angel.

Al cesar esta Logia  en sus funciones clandestinas, pasó a operar en Cataño y en san Juan, en  el año 1884. Siguiendo la Constitución de la Gran  Logia Soberana de Puerto Rico, en Mayagüez, en el año 1885, se constituyó en Bayamón la Respetable Logia Loarina Núm. 17, el 3 de mayo de 1886 por los siguientes hermanos:

Venerable Maestro................Hno. José F. Girona
Primer Vigilante....................Hno. Miguel Bosh
Segundo Vigilante.................Hno. Eduardo Martel
Tesorero...............................Hno.  Pablo Calvet
Secretario.............................Hno. José R. Padrón

Y eran miembros  de  la misma, el Dr. José Celso Barbosa, Don José Valentín Berríos, Don Euclides Giménez, Don Juan R, Martí, Don Juan Miranda, Don Manuel de León,  Don Ricardo Vela y Don Serafín Saldaña. La Mayoría de estos señores eran industriales, comerciantes, oficinistas y representante de todas las clases sociales que se inquietaron por las ideas libertarias. Había entre ellos algunos peninsulares de ideas progresistas. La mayor parte de ellos eran defensores del ideal autonomista y tenían el valor de poner en riesgo sus vidas y su libertad. Esta Logia tuvo que seguir reuniéndose clandestinamente, víctima de la persecución por parte del gobierno español desde 1893 hasta que reapareció oficialmente en abril de 1903. En dicha fecha tomaron parte en el programa de reinstalación de la Logia "Loarína" varios hermanos que ya habían tomado parte activa en la masonería durante el siglo pasado. Fueron ellos: el Dr. José Celso Barbosa, Don Juan Mateu, Don Braulio Dueño Colón y Don Euclides Jiménez, entre otros. Don Juan Mateu y Don Euclides Jiménez eran farmacéuticos, y ciudadanos prominentes de Bayamón. Don Juan Mateu fue alcalde del pueblo al llegar las tropas norteamericanas desde el 1899 hasta 1902. al activarse oficialmente la Logia, en el 1903, Don Juan C. Mateu fue elegido Venerable Maestro.

¡Bienvenidos!
La Respetable Logia Loarina 17 trabajó,  en sus primeros veintidós años, en distintos lugares de Bayamón, siendo el último, antes de tener su propio edificio, en la calle Dr. Veve, cerca de la casa, donde estuvo la tienda de Don Julio Reyes. Y en los últimos cien años en el sitio que ocupa actualmente, Calle Dr. Barbosa Esq. Dr. Betances. En el año 1909 se inauguró el Templo original en el solar que ocupa hoy su nuevo edificio.
En aquella ocasión hubo un acto histórico, pues en la inauguración del Templo, acudió el señor Gobernador de Puerto Rico, Hon. Regis H. Post, quien era masón activo. Asistió, también, el Dr. José Celso Barbosa, quien era lider del Partido Republicano. La gente comentaba con asombro el hecho de que un gobernador asistiera a un acto masónico. Era que habían pasado escasamente nueve años, desde que había quedado atrás una era de persecución y abuso por parte del gobierno español y del clero romano, cuando ser masón era un delito grave. 

En la matrícula de esta Logia ha figurado, por lo regular, el liderato cívico de Bayamón. Recordamos algunos masones que fueron alcaldes del pueblo, como los doctores Ramón Luis Rodríguez, Juan C. Rodríguez y, además, Don José Dolores Miranda, Rafael Torrech, Jr., y otros. Don Euclides Jiménez, uno de los fundadores de la Logia, fue juez de Bayamón, al arribar las tropas norteamericanas en nuestra isla.

Otros masones distinguidos del pasado, que fueron o figuraron en el cuadro de Loarina, fueron: el Dr. José Celso Barbosa, Don Braulio Dueño, el poeta Cosme Arana e infinidad de ingenieros, escritores, periodistas y militares. Ha sido una Logia de historia distinguida en la marcha de la masonería en Puerto Rico.

El nombre de esta Logia "Loarina", está inspirado en la leyenda tejida en torno de la hija de un cacique indio de nuestra tierra borincana. Ella tuvo relaciones amorosas con un apuesto soldado español que vino a nuestra isla con los conquistadores. Se dice que Don Juan Ponce de León, en sus deseos de evitar las relaciones entre conquistadores y aborígenes, optó por trasladar al soldado...y, "Loarina", abandonada en sus empeños amorosos, murió de amor en nuestros campos. El nombre de nuestra Logia simboliza el amor y la confraternidad, que por encima de extranjerismos, caracteriza a la masonería universal.

El historiador puertorriqueño, Don Gayetano Coll y Toste la llama "Guanina" y la relaciona con Don Cristóbal de Sotomayor, soldado español que fue muerto por los indios en la revuelta de 1511, en la región occidental del país.


CREDITOS:

Estos datos históricos son una contribución de nuestro Venerable Hermano Historiador, ya fenecido, 
V.H. Carlos Orama Padilla
VENERABLE MAESTRO: 1942-1943

This page was last updated on: February 8, 2016

Sign InView Entries
MENSAJE DEL M.R.H. RAFAEL B. ACOSTA ROSARIO